esp / eng

GRUPO INFINORSA nace de una clara oportunidad de negocio. A principios de los años 70 la transformación económica y social de España empezaba a atraer a numerosas compañías extranjeras con la intención de establecerse en Madrid.

Anticipándose a las prometedoras perspectivas, del mercado inmobiliario español, GRUPO INFINORSA supo atraer inversores nacionales y extranjeros con quienes, de forma conjunta, adquirió grandes edificios de oficinas para arrendarlos a importantes corporaciones.

Una idea innovadora que supuso la introducción del régimen de arrendamiento para las sedes sociales, inédito hasta entonces en España. A partir de 2004 GRUPO INFINORSA inicia su expansión europea con la adquisición de edificios singulares en las zonas más emblemáticas de Berlín.